*Cicely, Alaska.

Con el permiso del respetable público que eventualmente visita mi pasquín y en conformidad a los privilegios de los que estoy investido dado mi cargo de administrador del bar, me tomo una licencia poética: esta serie de televisión es tan espléndida que se merece una página aparte para ella sola. De hecho, podría estar hablando días enteros sobre ella, y eso es lo que pretendo hacer a partir de este momento… allá voy.



La última frontera…

Gracias a NORTHER EXPOSUREcreo que los árboles pueden hablar.
Creo que una mujer puede volar desde un acantilado como un águila.
Creo que un oso puede convertirse en hombre y volver de nuevo a su estado.
Creo que una mujer embarazada puede hablar con su hija nonata cara a cara.
Creo que un hombre puede reencarnarse en un perro.
Creo que un cineasta en potencia y un disc jockey ex convicto pueden enseñar a una grulla a bailar.
Creo que un beso puede restaurar la voz de un hombre.
Creo que el diablo es un vendedor de saunas.
Creo que una persona puede soñar los sueños de otra.
Creo que un hombre puede hibernar como un oso.
Creo que lanzar un tomate a alguien puede ser un acto de amor y amistad.
Creo que un cuervo es tan buen símbolo de las Navidades como Santa Claus.
Creo que un doctor puede realizar cirugía bypass al motor de un avión.
Creo que el agua puede hacer que los hombres y las mujeres intercambien sus identidades de género.
Creo que los lanudos mamuts congelados son un buen manjar.
Creo que Napoleón no estuvo en Waterloo.
Creo en chefs sociópatas semejantes a Yeti; en medio hermanos que se encuentran el uno al otro a través de los sueños; en correr desnudo por las calles durante el deshielo en invierno.
Y creo que es posible que un hombre se adentre unos pocos pasos en la niebla de Alaska y termine en el Ferry de Staten Island.

En pocas palabras, creo en la magia. Así que, lógico de mí, no más argumentos lógicos.

-Aimee Parrot-


Es increíble cómo el tiempo se encarga de que las cosas buenas de la vida se te aparezcan solas, como por arte de magia, sin necesidad de salir a buscarlas. Y soy un absoluto convencido de que esos momentos de infinita felicidad te ocurren al menos 2 veces en la vida, en distintas fases o circunstancias de tu existencia. Por ejemplo, es lo que ocurre sin ir más lejos en el caso de nuestra filiación más vital: la familia. Primero disfrutamos del amor desde nuestra posición de hijos. Los años se encargarán de que volvamos a vivir esa experiencia, pero ahora desde nuestro rol de padres. El tiempo es sabio, transcurre lentamente, pero su paso es firme e inevitable. Y si dejamos de lado la obsesión que temos en occidente con la juventud como un valor dupremo o fin en sí mismo v/s la vejez como sinónimo de decadencia o tragedia que hay que evitar a toda costa, si lo pensamos mejor a veces el avance de las agujas reloj es para bien, porque sin que te des cuenta, de pronto te da segundas oportunidades, te regala la maravillosa posibilidad de vivir nuevamente momentos imborrables de tu historia, de lograr que te estremezcas y saltes de emoción  tal como lo hacías en la flor de tus mejores años de juventud. Te obsequia en definitiva, con una preciada joya: el don de recordar, que como sabemos, significa volver a hacer vibrar las cuerdas del corazón, que con su tañido llena nuestra mente de imágenes, rostros, colores, aromas y sonidos del pasado.

Más de 10 años después de la última vez que la divisé en señal abierta y en el cable, el tiempo y la tecnología obraron el pequeño pero significativo milagro del que estoy hablando: Durante los últimos meses he estado bajando desde Internet, repitiéndome, solazándome y reviviendo sin cansarme ni aburrirme las 6 temporadas completas de la única serie de televisión que realmente me ha gustado en la vida y que me dio vuelta la cabeza porque es simplemente brillante, grande y genial. Se llama NoRTHERN EXPoSURE, que traducido sería algo así como Orientado hacia el Norte. En Chile se llamó “La última Frontera” y se emitió entre 1990 y 1995. En España, donde históricamente han sido más fomes y obvios para los títulos se llamó “Doctor en Alaska”.

Y justamente se trata de un joven médico recién titulado de la Universidad de Columbia, un neoyorquino de origen judío con todos los clichés de los nacidos en la Gran Manzana: prepotente, egocéntrico, desconfiado, neurótico, gruñón, demasiado urbano… Es decir, un Woody Allen cualquiera y con acento de Manhattan incluido. Joel Fleischman llega a Alaska para servir obligadamente durante 4 años como médico general de zona,  en cumplimiento de un contrato firmado con el Estado de la estrella n° 49 de la bandera yanqui,  que financió sus estudios de medicina a través de una beca. Y para su sorpresa e indignación, no lo envían a Anchorage, Juneau, Fairbanks o alguna de las grandes ciudades de la última frontera, sino que es destinado a un olvidado pueblito perdido en medio de los majestuosos escenarios de Alaska. Claro que en su condición de urbanita sin remedio, los árboles no le dejan ver el bosque y para él se trata simplemente de un páramo lleno de alimañas y habitado por la galería más variopinta de personajes suurrealistas y extravagantes que te puedas imaginar. Y ahí está uno de los puntos fuertes de la serie y que te enganchan inmediatamente: el contraste abismal que experimenta el recién llegado, cuando abandona el vértigo y el ritmo de las megaciudades híper tecnologizadas -ambiente al que estaba acostumbrado y en el que por cierto que sentía muy a gusto- e ingresa en uno de los últimos paraísos vírgenes del planeta y el destino le brinda la oportunidad de disfrutar de una bucólica vida rodeado de silencio y naturaleza. Al final se trata de saber si será capaz de resolver el viejo dilema: adaptarse o morir. El choque contra esta nueva realidad ante sus ojos es el conflicto que el joven e inexperto facultativo deberá enfrentar y resolver durante el transcurso de la serie. Si bien al principio obviamente se resiste al cambio, con el paso del tiempo y los capítulos sufre un inevitable proceso interno, va modificando su conducta y sus pautas de interacción social y a la larga termina incorporándose a la comunidad y adaptándose al lugar. Finalmente lo llega a querer y se va transformando poco a poco en un ciceliano más, lo que es un triunfo considerando que al comienzo se comporta como un perfecto idiota con toda la gente del pueblo y sólo desea volver cuanto antes a su querida New York.

Siglo XIX: Cicely antes de Cicely.

Siglo XIX: Cicely antes de Cicely.

¡Ah! Se me olvidaba lo más importante: el escenario donde transcurre la trama y sus historias. Es un pueblito llamado Cicely, fundado en el siglo XIX por los exploradores y buscadores de oro que abundaban en los vastos terrenos de Alaska por aquella época. Y debe su nombre a unas pioneras  feministas de avanzada que llegaron al lugar: Roslyn y Cicely, una pareja de lesbianas que a través de su iniciativa, el arte, su trabajo y su empuje le cambiaron para siempre el rostro a este polvoriento y vetusto rincón perdido en la inmensidad del Yukón para convertirlo en lo que en algún momento se conoció como el “París del norte”. El pueblo sin nombre fue bautizado en homenaje a la bella y joven Cicely, quien tuvo un precoz y trágico fin cuando se sacrificó por amor y le salvó la vida a  su adorada Roslyn: se interpuso entre ella y un francotirador. muriendo de un disparo. La desconsolada Roslyn no pudo soportar la pena de esta pérdida irremediable y abandonó para siempre el pueblo, terminando sus días en una brigada de voluntarios extranjeros que lucharon junto a los republicanos en la guerra civil española. Poco tiempo después de su partida, el principal café de la ciudad pasó a llamarse Roslyn…  Actualmente Cicely sólo tiene 843 habitantes (no le hagan caso al letrero de la foto), una circunstancia que permite que en este micromundo todos se conozcan y entre otras maravillas, no hay policía, porque simplemente no hay crímenes ni delitos.

El jerarca del pueblo es Maurice Minnifield, un ex astronauta, conservador y ultra capitalista, dueño del periódico local, de la radio y de casi todas las tierras y el comercio de Cicely. Es un egocéntrico, misántropo, prepotente, mandón, lleno de prejuicios e ideas fascistas. En suma, lo que en buen chileno llamaríamos un viejo ‘e mierda. Maurice ve en todas las personas, cosas y situaciones una oportunidad de hacer negocios, porque está obsesionado en convertir a este pequeño paraje intocado en un concurrido punto turístico con hoteles, resorts, spas, etc. Algo a lo que toda la comunidad se opone, naturalmente.

El centro neurálgico de la vida social de Cicely lo encontramos en el Brick, el café-bar-restaurante donde se junta todo el pueblo. Es una locación clave y sin duda es el principal escenario donde suceden las historias más sabrosas, increíbles y surrealistas. Este boliche es administrado por su dueño Holling Vincoeur, un tipo de 63 años descendiente de una aristocrática, malvada y longeva casta de cazadores tramperos québécois (el territorio francófono de Canadá), familia de la cual reniega, dados los pésimos antecedentes de sus padres en su rol de tales. Holling abandonó la cacería luego de que su eterno rival, el oso Jesse, lo atacara provocándole graves heridas y cicatrices que casi le costaron la vida y reemplazó el rifle por la reflex, con la que se dedica a  uno de sus pasatiempos favoritos: fotografiar raras y exóticas aves que sólo viven entre el círculo polar ártico y el polo norte. Aunque sus días de trampero quedaron atrás, de todos modos sigue siendo un rastreador de primera clase y también  seguirá el mandato de su espíriritu cívico, oficiando de alcalde de Cicely durante 23 años. Después de darle muchas vueltas al asunto, sobre todo debido a su longevidad, (pues está convencido que  ninguna mujer con la que entable una relación sentimental morirá después que él por muy joven que ella sea), Holling decide por fin casarse con su pareja, Shelly Tambo, una canadiense de 20 años que llegó al pueblo para casarse con Maurice, quien la conoció cuando fue jurado de Miss Paso del Noroeste, concurso de belleza que Shelly ganó, por supuesto. Pero el matrimonio quedó en nada cuando Maurice le presentó a su mejor amigo, Holling: Fue amor a primera vista. Shelly es una chica linda,  de buen corazón pero harto ingenua, supersticiosa, infantil, muy despistada y a veces de plano tonta. Junto con Holling son padres de la habitante N° 844 del pueblo, la pequeña Miranda.

Otro importante punto de encuentro es el almacén de Ruth Anne Miller, una desprejuiciada viejita que una vez que enviudó y terminó de criar a sus ingratos hijos, decidió abandonar su monótona y normal vida en el estado de Oregon. En 1971 tomó su destartalado Station Wagon, cargó  en él sus gatos y sus pocas posesiones de valor, condujo durante varios días por las carreteras interestatales y se vino con monos y petacas a establecer en Cicely. Ruth Anne viene de vuelta en la vida, es muy moderna, evolucionada, con ideas progresistas y  para nada convencionales, y dentro de la serie podríamos decir que representa a una madre protectora y sus reflexiones a la filosofía occidental. Su contraparte la encontramos en Marilyn Whirlwind, la  robusta y taciturna secretaria inuit del doctor Fleischman (si que nadie la llamara, llegó solita y se contrató ella misma en un trabajo para el cual nunca ha habido vacante ni postulaciones). Marilynrepresenta la visión del mundo de los pueblos originarios: habla poquito, casi con monosílabos, pero cuando lo hace, desparrama en el aire toda la sabiduría ancestral de los nativos de esas lejanas tierras.

Un personaje muy simpático y entrañable es Ed Chigliak, un joven solitario, sensible, muy servicial, algo torpe, distraído e inseguro. Mitad blanco y mitad esquimal, fue abandonado al nacer a los pies de un árbol. Ed se encuentra parado en el cruce de caminos de varios dilemas en su vida: encontrar a sus padres, seguir el karma de ser chamán para el cual está signado desde su nacimiento, o bien convertirse en director de cine. Siempre está dilatando el momento de inclinarse por esta  última opción, que sin duda es su favorita, pero mientras tanto, este cinéfilo sin remedio le escribe cartas a Woody Allen, Martin Scorsese y Peter Bogdanovich pidiéndoles consejos para sus guiones y películas. Y lo más increíble de todo es que estos grandes directores… ¡responden las cartas! y así comienza con ellos un intercambio epistolar que durará años. Por su condición de aprendiz de chamán, Ed tiene facultades paranormales, por lo que ve y hace cosas que los otros no pueden ver ni hacer. (Puede volar dormido y conversar con seres invisibles para el resto de los mortales, como su Espíritu o Tótem protector, el sabio anciano indígena que se hace llamar “El Que Espera”, que en algunos episodios lo ayudará en la búsqueda de su padre perdido). Gracias a estos dones sobrenaturales podemos ver a Ed ir caminando por la calle cuando de pronto frente a él se aparecen personajes  y escenas de películas clásicas vívidamente  ante sus ojos, y en todas sus conversaciones con la gente siempre encuentra el momento preciso para citar de memoria famosas frases y diálogos de guiones, que son muy ad hoc para el tema que se está tratando.

Y hay un tipo increíble, el verborreico locutor y DJ de la radio del pueblo, la K-BHR (o K-OSO, si seguimos el juego de palabras en inglés) y que conduce el programa estrella de la emisora, bueno, en realidad es el único que hay al aire: Chris Por La Mañana. Chris Stevens es un ex convicto con un oscuro historial delictivo de pandillero y ladrón de poca monta. Para redimirse de su pasado, llega a Cicely atravesando todo el país proveniente desde West Virginia tras haber quebrantado su libertad bajo palabra. Eso sí, aprovechó muy bien el tiempo que pasó en la cárcel, leyendo a los clásicos de la literatura anglosajona y universal, cultivando su afición por las artes visuales y sobre todo estudiando para ser pastor protestante. ¿Y cómo sucedió esto último estando entre rejas? Fácil: respondiendo a un anuncio para realizar un curso eclesiástico por correspondencia, que encontró publicado en la revista… Rolling Stone!!! Fue así como se convirtió en sacerdote de la congregación Iglesia Mundial de la Verdad y la Belleza. (Qué imaginación la de los guionistas). Y a propósito de la Rolling Stone… qué música que pone en la radio este tipo!!! Es un DJ increíble:  programa sin repetir ni equivocarse clásicos del Rock & Roll, swing, jazz, bluegrass, comedias musicales, etc. etc. O sea, puro filete. Y en cada capítulo abre y cierra las historias con reflexiones y citas a obras de Whitman, Thoreau, Freud, Jung, Nietzsche, etc. que obviamente están relacionadas con las cosas que sucedieron durante el episodio. Un típico hippie montado en su Harley-Davidson, que vive relajado en su bungalow rodante (pero eternamente estacionado con las ruedas desinfladas a la orilla de un lago) y dueño de una filosofía de vida que resulta muy atractiva para  los habitantes de Cicely, que por lo mismo siempre acuden a Chris para que los aconseje y resuelva diferentes conflictos, desde los más domésticos y pedestres a lo más metafísicos y abstractos. Y pese a que la mayoría de las veces es muy disperso o críptico en su discurso, es decir, se va por la tangente o se mete en un enmarañado bosque de citas y alusiones filosóficas que sólo él entiende,  se siente muy contento al poder ayudar a sus vecinos y muy complacido con el rol que juega dentro de su comunidad, de ser pastor, guía espiritual y voz de la tribu. Porque en Cicely por fin encontró la oportunidad de usar en beneficio de los demás el poder y la magia de las herramientas que mejor conoce: la palabra, la belleza, el arte, la música, el micrófono y las ondas hertzianas. En resumen, el compadre es un capo, una enciclopedia ambulante y un crisol de sabiduría muy parecido a mí.

Y bueno, siempre tiene que haber una mujer, o si no la vida no tiene ninguna gracia. El principal personaje femenino, la musa inspiradora que revoluciona todas mis hormonas (y todo por culpa de algo que mis amigos conocen muy bien: mi debilidad por las chicas de pelo corto) se parece bastante a la mujer de mis sueños, a esa misma que ando buscando incansablemente  hace muchos años: la heroína de la serie es una bellísima chica originaria del noreste de Estados Unidos, heredera de una acaudalada y aristocrática familia de Grosse Point, en el Estado de Michigan. Pero como es de suponer, a medida que fue creciendo se convirtió en una rebelde sin causa, en la oveja negra de la familia. Hasta que la situación no dio para más y en plena crisis existencial de los veinte años Maggie O’Connell renunció a este estilo de vida y su predecible futuro como abogada o esposa de un millonario o algo así. Entonces agarró sus cositas, abandonó la facultad de Leyes de la Sorbonne, se mandó a cambiar con su novio montañista, se cortó el pelo a lo Juana de Arco y se reinventó como piloto de avioneta, estableciéndose en Cicely y comenzando a trabajar como taxi aéreo entre el pueblo,  las grandes ciudades y las localidades más pequeñas y perdidas del mapa de Alaska. Claro que en la última temporada de la serie alternará su trabajo de piloto con su nueva faceta de flamante alcaldesa de Cicely. Maggie es una mujer independiente, de armas tomar, feminista y un poco mañosa con los hombres. Siempre está a la defensiva y reacciona de manera muy hostil ante la mínima provocación o comentario sexista formulado en su presencia por algún incauto macho bruto. Y a pesar de que en el fondo es adorable -y muy guapa,  por cierto- tiene serios conflictos en sus relaciones con los hombres. Todos sus novios han muerto en extrañas circunstancias, lo que lleva al pueblo a creer en la “Maldición de Maggie O’Connell”. Y desde la llegada del doctor Fleischman a Cicely, mantiene una constante relación de amor-odio con él. Es decir, le asusta, pero le gusta. Y ahí está la gracia y una de las columnas vertebrales de la serie, cuyo atractivo argumental e hilos dramáticos se sostienen en la incertidumbre de qué irá a pasar en el futuro entre ellos dos, que siendo tan, pero tan distintos, es innegable que se atraen mutuamente, como los dos polos opuestos que son. La tensión erótica que se siente en el ambiente cada vez que están juntos en alguna habitación o al aire libre se puede cortar con un cuchillo. ¡Ay! Pero ella es encantadora. Me fascina. Si yo fuera el doctor, no hubiera esperado ni un día para invitarla a salir…

Mención aparte merece el trabajo de guión y los libretos, que son para ponerlos en un marco… o mandarlos a imprimir y tenerlos empastados sobre el velador… o usarlos como libro de consulta imprescindible para solucionar tus rollos mentales, una suerte de “Guía Para La Vida” de Bart Simpson, pero orientada a adultos con problemas existenciales crónicos. Yo estoy seguro que los creadores de la serie –Joshua Brand y John Falsey– junto con su equipo de escritores y guionistas  estaban todo el tiempo expuestos a altas dosis de radiación de inspiración y creatividad cuando escribían los capítulos y las historias.

Continuará…

* Algunos links de máximo interés para novatos, iniciados, fanáticos & coleccionistas:

1. Cicely On Line:
http://www.cicelyonline.com/

2. K-Oso, la emisora de radio de Doctor En Alaska:
http://www.universalpicturesspain.es/doctorenalaska/

3. KBHR Cicely Alaska: Philosophy, Art & Literature:
http://jc.people.vee.net/nx/

4. Moosechick Notes, The Northern Exposure Archives:
http://www.moosechick.com/

5. A Northern Exposure Miscellany:
http://web.archive.org/web/20030402125524/www.nx-misc.net/index.html

6. John’s Northern Exposure Fan Site:
http://www.nxfansite.net.au/

Map Key:
1N – Dr. Joel’s Office (Cicely’s Gift Shop)
2N – The Brick
3N – Barber Shop
4N – Roslyn Theatre
5N – Joel’s Jail/Telephone Company
6N – Hardware Store
7N – Village Pizza (Harry’s Inn upstairs)
8N – Ruth Ann’s Store/Central Sundries
9N – Roll in the hay Barn
10N – Roslyn’s Cafe
11N – Laundrymat/Video Store
12N – Maurice’s Childhood Home
13N – Northwest Improvement Company, KBHR
14N – Cicely’s Church
15N – Chris’ baseball diamond/Pioneer Park
16N – Basketball gym/Cal’s Asylum
17N – Maggie’s second house
18N- Ed’s house (2nd floor)
19N – Maurice’s house
20N- Maggie’s first house
21N – Ruth Ann’s house
22N – Marilyn’s house (*Note house was damaged by fire in Aug 2004)

1R – Roslyn Post Office
2R – Cruise Inn
3R – Roslyn Brewing Company
4R – Roslyn Museum
5R – Humingbird Inn B&B
6R – City Hall
7R – Fire Station






13 Responses to “Cicely”


  1. 9 enero 2015 a las 9:42 AM

    Yo vivo en España, en una ciudad mediterránea que cada vez me resulta más insoportable (la ciudad de Alicante). Trabajo como titiritero (en serio). Antes fui actor (presencial) y trabajé en diversos grupos y espectáculos. Me contrataban para actuar en casas de cultura y en las fiestas populares de los pueblos de la provincia de Alicante. A base de recorrer la provincia fui descubriendo hasta el último pueblo existente… y descubrí el “Cicely” de Alicante. Tiene casi los mismos habitantes (poco más de 700), está aislado en una zona montañosa de la provincia, su carretera serpenteante está llena de curvas a cual más cerrada (lo cual hace que sea el pueblo más aislado de la provincia); no ha sufrido el impacto de la burbuja inmobiliaria por lo que su arquitectura tradicional se mantiene intacta (aunque las casas no son baratas); el idioma del lugar es el catalán (en su variedad balear, ya que fue repoblado por mallorquines hace 400 años). Mi economía de subsistecia no me permite comprar ni alquilar ninguna casa en este maravilloso lugar (ya me gustaría), pero siempre que puedo me desplazo con mi furgoneta camper (caravanizada) para pasar unos cuantos días en este pueblo, aislado de todas las preocupaciones mundanas. Conozco todos los pueblos de la provincia, TODOS, pero sólo hay uno que pueda considerarse como el “Cicely” de la provincia de Alicante: TÀRBENA.
    Este mensaje lo escribo ahora desde mi furgo-caravana, pues la conexión a Internet de la Casa de Cultura es abierta y gratuita (y siempre aparco al lado). ¡¡¡ Bienvenidos a TÀRBENA, el “Cicely” de Alicante !!!

  2. 3 diciembre 2012 a las 9:31 PM

    Truly no matter if someone doesn’t know afterward its up to other viewers that they will help, so here it takes place.

  3. 3 claudio
    1 noviembre 2012 a las 1:07 PM

    Enciclopedico y sabio compatriota, toda su descripción del estado mental que es Cicely (y no New York) me representan absolutamente. La única diferencia es que, lamentablemente, me siento más identificado con Joel y la vez que me toco vivir en una especie de Cicely chilena, no me di ni cuenta y me pase cuatro años pensando en irme.

  4. 2 octubre 2012 a las 4:46 AM

    It’s a shame you don’t have a donate button! I’d most certainly donate to this fantastic blog! I guess for now i’ll settle for bookmarking and adding your RSS feed to my Google account.
    I look forward to fresh updates and will talk about this website with my Facebook group.
    Chat soon!

  5. 28 septiembre 2012 a las 11:41 PM

    What’s up, the whole thing is going well here and ofcourse every one is sharing data, that’s truly
    excellent, keep up writing.

  6. 28 septiembre 2012 a las 9:06 AM

    Right here is the perfect website for everyone who wishes to understand
    this topic. You understand a whole lot its almost hard to argue with you (not that I really would want to…HaHa).
    You certainly put a new spin on a subject that has been discussed
    for a long time. Great stuff, just great!

  7. 27 septiembre 2012 a las 9:14 AM

    Write more, thats all I have to say. Literally,
    it seems as though you relied on the video to make your point.

    You clearly know what youre talking about, why waste your intelligence on just posting
    videos to your weblog when you could be giving us
    something enlightening to read?

  8. 25 septiembre 2012 a las 7:59 AM

    If some one wishes to be updated with most recent technologies after that he must be go
    to see this website and be up to date every day.

    Digital Weather Station

  9. 24 septiembre 2012 a las 8:17 PM

    Very soon this web site will be famous amid all blog visitors, due
    to it’s fastidious articles or reviews

  10. 23 septiembre 2012 a las 6:49 PM

    A family member referred me to your resource. Thnx for the details.

  11. 22 septiembre 2012 a las 7:27 AM

    Hi everyone, it’s my first pay a quick visit at this web page, and post is truly fruitful designed for me, keep up posting these articles.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Yo. Ego. Iñche. Eu. Je. Io. Ich. I Me Mine. Me Myself & I. Chicobeat.


Porque la Revolución se consigue pedaleando...

diciembre 2016
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

VISITAS

  • 28,160 bicicletas virtuales

A %d blogueros les gusta esto: